Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

Los orígenes de la pintura abstracta (V)

Para Mondrian, lo más importante es la abstracción de lo exterior para, partiendo de lo individual, llegar a lo universal. Y que la unidad se encuentra en el equilibrio de lo exterior y lo interior, de la relación equilibrada que ya he hablado más arriba. En este aspecto lo podemos relacionar con Kant en cuanto que plantea la cuestión de unir subjetivismo y universalidad. La universalidad en el aspecto que el entendimiento, como dice Kant, “el libre juego de las facultades”, está presente en todos, el placer estético es subjetivo porqué pertenece al campo de los sentimientos y puede ser universalmente compartido. Tienen diferencias en cuanto a la evolución de su antinaturalismo ya que Kant parece ser aún bastante naturalista, pero hay el punto de contacto con la idea de lo universal, Mondrian como Malevich se dirigen a la sociedad como a lo universal, a la maduración del pueblo porqué ellos también puedan llegar a lo universal y a la unidad.

Para Mondrian, cuanto más se abstrae la naturaleza más sensible se vuelve la relación equilibrada, más nos acercamos hacia lo universal. Siempre pensando lo universal y la unidad desde el espíritu, como dice Shelling, aunque esté aún dentro del concepto naturalista…: “Toda unidad ha de tener un modo y un origen espiritual”, o en cuanto a la composición, “La forma como espíritu y ciencia activa”. En Shelling también vemos como en Mondrin, Malevich y Kandinsky, la idea de que la multiplicidad se subordina a la unidad que vemos en sus composiciones, como dice Kandisnky “la forma individual está llamada a servir de material a la composición”, la composición como unidad.

Vemos en Mondrian, como en Malevich y Kandinsky y los artistas que los preceden que ya hemos citado, una gran voluntad de cambiar el mundo a través de la religiosidad de su arte, encuentro en ellos la creación de utopías que se acercan cada vez más a lo más puro, como veo también en el transcurso de su trayectoria artística, sobretodo en Mondrian y Malevich, que aunque en últimas fases presionados o no por el régimen volvieran a la figuración, su obra se hace cada vez más esencial y pura como su utopía.

Encuentro en ellos una vinculación muy fuerte con el arte y su vida personal, van atados de la mano, es un concepto que creo que actualmente ha desaparecido y que muchos artistas de ahora reproducen las formas que estos artistas crearon pero sin la sustancia que los regía. Pienso a veces también si actualmente nos encontramos en estos periodos de decadencia que explicaba Kandinsky en su ensayo “De lo espiritual en el Arte”, donde todo se vale y donde todo va unido al interés por la fama y por el dinero. Sí que hay artistas que evolucionan de forma independiente y que supuestamente deben ser estos servidores del pueblo que dice Kandinky, nos hacen ir hacia delante. Defiendo la postura de estos tres artistas como artistas luchadores y servidores a la evolución del arte, ya que hace mucho tiempo que bebemos de ellos.

Sandra Sàrrias

9/2/2012

comparte

Artículos destacados

Cómo Goya sabía ridicularizar a aquello m ...

Goya (1746-1828), fue un artista revelador y revolucionario español, que formó la base de las pinturas y arte vanguardista posterior, y abri ...

Una aureola de paz y amor en la pintura d ...

Nicolas Poussin (1594-1665), fue el artista clasicista por excelencia del arte francés del siglo XVII. Seguidor de los cánones de belleza de ...