Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

video

"El séptimo sello" de Ingmar Bergman

Ingmar Bergman (14 de julio de 1918 – 30 de julio de 2007), fue un director de cine sueco, el más importante de esta filmografía, quizá en la historia tan sólo esté a la altura Viktor Sjöström con algunas de sus películas. A destacar de Bergman, entre muchas otras películas “Fanny och Alexander, 1983” (Fanny y Alexander), “Scener ur ett äktenskap, 1973” (Secretos de un matrimonio), “Autumn Sonata, 1978” (Sonata de otoño), “Smultronstället, 1957” (Fresas salvajes) y “Persona, 1966”.

“Det sjunde inseglet, 1957” (El séptimo sello), cuenta el final de la vida Antonius Block (Max von Sydow) una persona errante que juega una partida al ajedrez con la Muerte (Bengt Ekerot), mientras se cuestiona conceptos trascendentales como la vida, la muerte o la existencia de Dios, durante la época de la peste negra.

La idea del fragmento que vemos, es una idea muy sencilla, muy fácil de leer, pero que acostumbra a pasarnos por alto, como el ejemplo de “Gabriel Over the White House” de Gregory La Cava, hablaré del fondo, cómo completa una idea que ya describe el guión, y muestra más directamente la labor de la dirección cinematográfica.

Lo que vemos es una imagen compuesta por Antonius en el centro de la imagen, y tras él Jöns (Gunnar Björnstrand), cuestionando lo que puede suceder posteriormente al atroz acto que van a presenciar. Entonces vemos como lo escribe Bergman en una imagen: tras Antonius y Jöns a izquierda de plano, una mujer rezando (la salvación del alma, la fe, o lo que sería parecido: la existencia de Dios), a derecha de plano, la hoguera (la muerte, el fuego del infierno, el diablo), y sobre ellos, un fondo oscuro (como dice Jöns: la nada).

Antonius replica: “La nada no puede ser”; en el plano, vemos como el humo se va apoderando de la nada y de los rezos, y en el contraplano, vemos a la mujer condenada a morir en la hoguera, y sobre su imagen se posa en humo de las llamas, reflejando una hipotética respuesta a las palabras de Jöns.

Ingmar Bergman, junto a Carl Theodor Dreyer, fue uno de los directores más místicos y trascendentales que ha dado la historia, sus temas muchas veces hablaban de la vida, la muerte y Dios; y la importancia de su cine no sólo se basa en el tema, sino en la manera de configurar las imágenes y construir los guiones. Bergman nunca se estancó narrativamente, sino que evolucionó durante toda su carrera, aportando ideas narrativas al cine, inventando constantemente las posibilidades del séptimo arte.

Francesc Alarcón

30 de julio de 2017

comparte

Artículos destacados

Cómo hacer una elipsis, 'Scarface' de How ...

Howard Hawks (30 de mayo de 1896 – 26 de diciembre de 1977), fue un director de cine del Hollywood dorado; dirigió innumerables obras maestr ...

Baxter, Vera Baxter - La mirada cinematog ...

Marguerite Duras (4 de abril de 1914 – 3 de marzo de 1996), fue una escritora y directora de cine francés, reconocida por “India Song, 1975” ...