Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

video

"Singing' in the Rain" de Stanley Donen y Gene Kelly

Stanley Donen (13 de abril de 1924) es un director de cine norteamericano, retirado del cine desde 1999, cuando estrenó su última película “Love Letters”. Destacó en sus inicios como director de musicales, uno de ellos, el objeto del artículo, “Singin’ in the Rain, 1952”, tiene el número más memorable de la historia del cine, el que da título a la obra. Igualmente podemos destacar alguna de sus películas, como “Charade, 1963”, “On the Town, 1949” o “Two for the Road, 1967”.

“Singin’ in the Rain” fue codirigida con Gene Kelly, el protagonista de la película junto a Donald O’Connor y Debbie Reynolds y está situada en el período del cine en el que hay un paso entre el mudo y el sonoro.

La escena es el momento en que se conocen Don Lockwood (Gene Kelly) y Kathy Selden (Debbie Reynolds), y está resuelta con un plano; lo curioso no es el plano en si mismo, típico del Hollywood de la época, sino el movimiento de cámara de acercamiento y alejamiento a los personajes. Si nos fijamos, Don, casi desde el principio se hace el Don Juan, pretendiendo que Kathy sea otra de sus víctimas románticas fruto de su exitosa carrera como actor, y la cámara sigue las pretensiones de Don, cuando se acerca físicamente a ella, la cámara se acerca a los personajes, lo que crea un acercamiento entre ellos.

La conversación se continúa, y vemos que Kathy menosprecia el trabajo de Don, y no siente el más mínimo interés por su persona o su fama, sino que ha hecho un gesto altruista para salvar a una persona del caos social; por lo que Don se aparta ligeramente de Kathy, perdiendo interés en su conquista, y la cámara, siguiendo el personaje, se aleja de ellos, volviendo al plano inicial, cuando no había intenciones, tantas como en este momento.

Es curioso ver una idea de movimiento de cámara tan clara y sencilla en una película musical, llena de movimientos de cámara, y es que da la sensación que un buen musical es aquel que cala más hondo en las personas, y seguramente es así, pero es más por una cuestión creativa que por un golpe de efecto.

Stanley Donen fue un muy buen director de cine, diluido con los años, no sé muy bien la razón, quizá no se supo adaptar a Hollywood, como tantos otros cineastas de su generación, como Nicholas Ray o Samuel Fuller, que siendo casi siempre muy interesantes, no llegaron al nivel de su primera docena de películas, quizá con alguna excepción. Con todo, la capacidad por resolver cinematográficamente las situaciones, le convierten en digno merecedor de un hueco en la historia.

Francesc Alarcón

2 de agosto de 2017

comparte

Artículos destacados

Cómo hacer una elipsis, 'Scarface' de How ...

Howard Hawks (30 de mayo de 1896 – 26 de diciembre de 1977), fue un director de cine del Hollywood dorado; dirigió innumerables obras maestr ...

Baxter, Vera Baxter - La mirada cinematog ...

Marguerite Duras (4 de abril de 1914 – 3 de marzo de 1996), fue una escritora y directora de cine francés, reconocida por “India Song, 1975” ...