Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

video

Cómo filmar el espacio, según Max Ophüls

Max Ophüls (6 de mayo de 1902 – 25 de marzo de 1957), fue un director de cine, nacido en Alemania, aunque dirigió película en Francia, Italia, Estados Unidos y su país natal, de su más que notable filmografía, destacan sus últimas películas, en especial “Letter from an Unknown Woman, 1948” (Carta de una desconocida), “Madame de…, 1953” y “Le plaisir, 1952”.

“The Exile, 1947”, no es una de sus obras más brillantes, ni mucho menos de sus más representativas, pero aun así tiene momentos brillantes que bien podría haber utilizado en alguna de sus obras maestras. La película cuenta la historia de Charles II (Douglas Fairbanks Jr.), rey de Inlgaterra, durante su exilio en Holanda, donde se enamora de una granjera llamada Katie (Rita Corday).

Una de las cosas que hacen del cine de Ophüls especial es su manera de filmar los espacios. El fragmento muestra dos escenas separadas entre si de unos treinta minutos, pero que tienen especial relación, son los dos únicos reencuentros entre Charles II y Katie.

En el primero, por guión, Ophüls pretende mostrar la esperanza de Katie, respecto a volver a ver a Charles, que se ha visto obligado a huir al ser descubierto. Por lo que la acción se sitúa en la habitación de Charles II, donde un fuerte viento parece haber movido la puerta de entrada, cosa que incita a Katie a llegar con la esperanza al habitáculo, al ver la ventana abierta, entiende que ha sido la corriente. Al fondo, aparece Charles, y la ventana que se cierra, después de ver el emotivo reencuentro.

En el segundo, por guión, pretende mostrar justamente lo contrario, no hay esperanza para Katie, sabiendo que Charles II va a reinar. Esta vez, Katie espera la llegada de Charles en la habitación, pero si ubicáramos los espacios uno ante el otro, veríamos que son contrarios, antes veíamos la puerta al fondo desde la ventana y ahora vemos al fondo la ventana desde la puerta (vemos claramente una situación contraria acorde a lo que sucede en la acción), contrario también, el elemento emotivo: todos los abrazos y besos que habíamos visto en la escena anterior, aquí no se ven; Ophüls sabe que sería engañar a los espectadores, por lo que nos está avanzando el final de la película, ya próximo. La separación definitiva entre los personajes. Una puerta que se cierra tras ellos. Que, como último detalle, cierra Charles, no es objeto de la inercia ni el viento, sino Charles, porque es el quién no renuncia al reinado de Inglaterra para quedarse con ella, por lo que es él quien decide poner fin a la relación.

Ophüls utiliza el espacio, posiciona la cámara, dirige a los actores y crea una magnífica idea, muy bella, que marca el sello del director, como se puede ver en el resto de su obra, especialmente la posterior a esta película, sin olvidarnos de la extraordinaria “Liebelei, 1933” (Amoríos), una primeriza película, donde explora mil conceptos espaciales dignos de admiración.

Francesc Alarcón

20 de septiembre de 2017

comparte

Artículos destacados

Cómo hacer una elipsis, 'Scarface' de How ...

Howard Hawks (30 de mayo de 1896 – 26 de diciembre de 1977), fue un director de cine del Hollywood dorado; dirigió innumerables obras maestr ...

Baxter, Vera Baxter - La mirada cinematog ...

Marguerite Duras (4 de abril de 1914 – 3 de marzo de 1996), fue una escritora y directora de cine francés, reconocida por “India Song, 1975” ...