Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

Cómo Eurípides sabía crear finales felices desde la tragedia

Eurípides (484-480 a. C. - 406 a. C.), fue uno de los tres grandes poetas trágicos griegos de la antigüedad, junto con Esquilo y Sófocles. El siglo V a.C corresponde a la época de Pericles, famoso por promover el arte y la cultura, pero a finales del siglo, momento en que Eurípides escribió "Andrómaca", siguió una tumultuosa época de guerras. Las obras de Eurípides a menudo retratan la crueldad de estas guerras griegas. Tres de sus obras más representativas, serían: "Orestes", "Medea" y "Andrómaca".

"Andrómaca" cuenta la historia de la esposa de Héctor, Andrómaca, que después de haber presenciado su muerte, es tomada esclava por el hijo de su asesino, Pirro, con quien ha tenido un hijo y vive cautiva en su palacio. El asesinato es debido a una lucha de razas, entre los tebanos y los helenos, en el caso de ella, es oriunda de Tebas, extranjera ahora en la tierra del Hélade. La actual mujer de Pirro, Hermione, acusa a Andrómaca de su infertilidad y por ello, quiere matarla junto a su hijo. Andrómaca se protege en el templo de Tetis, diosa esposa de Peleo, el padre de Akileo y a su vez el abuelo de Pirro.

El fragmento que os pondré se encuentra al final de la obra, y es un claro ejemplo de un "Deus ex machina", recurso literario y teatral para resolver de golpe una historia a través de la aparición inesperada de un Dios, muy usada en la literatura griega antigua. En este caso, aparecerá la diosa Tetis, la difunta esposa de Peleo, quien salvará las dos razas con su plan, el de casar a Andrómaca con Heleno y así hacer pervivir la raza de Troya y la del Hélade. La presencia de un coro, también es muy común en esta literatura, un coro que interpela a los personajes y ayuda a desarrollar la acción, veamos:

"EL CORO.-¡Ay, ay! Pero, ¿qué conmoción es ésta? ¿Qué Dios se acerca? ¡Ved, mirad, jóvenes! ¿Qué Dios atraviesa el Éter blanco y entra en las llanuras de Ftia, fecundas en caballos?

TETIS.-Acordándome de nuestras antiguas bodas, vengo yo, Tetis, tras dejar la morada de Nereo. Y ante todo te exhorto a que no te atormentes de una manera desmedida por tus males presentes, pues yo misma, que nunca debí parir hijos a quienes tuviese que llorar, he perdido a mi hijo Akileo, el de los pies veloces, que era el primero en la Hélade y a quien concebí de ti. Pero voy a decirte por qué he venido. Escucha. Entierra al hijo muerto de Akileo delante del altar pítico, como un oprobio para los delfianos y para la mano asesina y violenta de Orestes. Es preciso, anciano, que la cautiva -hablo de Andrómaca- habite la tierra molosiana y se una en bodas legítimas a Heleno. Y la seguirá el niño, único superviviente de la raza de Eaco, y de él deben salir, sucesivamente, reyes que reinarán felizmente en la Molosia."

Este recurso, hoy en día aún se sigue utilizando, por ejemplo tenemos el ejemplo del director de cine Woody Allen que lo usó en su película "Poderosa Afrodita", hay quien critica estas maneras tan ligeras, ya que plantea un final inaudito que no viene producido por la narración, pero a veces, si está bien introducido, puede enriquecer una historia y crear un final feliz desde las situaciones más trágicas.

Sandra Sàrrias, 2017

-Fragmento de la editorial Austral de 1946.

comparte

Artículos destacados

El efecto de las palabras desde Mario Ben ...

Mario Benedetti (1920-2009), fue uno de los escritores más importantes de Latinoamérica, actualmente muy valorado en todo el mundo. Poeta, d ...

"Muerte en Venecia" de Thomas Mann

Thomas Mann (1875-1955), fue un escritor alemán, actualmente, uno de los escritores contemporáneos más universales, nacionalizado en Estados ...