Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

Cómo Enrique Vila-Matas enseña a escribir con su literatura

Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948), es uno de los más destacados escritores europeos del momento, traducido a 29 idiomas. Es autor de unas treinta obras, que incluyen ensayo, novela y otros tipos de narrativa. Una de las peculiaridades de este grandilocuente escritor, es que muchas veces sus obras están repletas de referencias autobiográficas falsas, que crean una ambigüedad documental. Su intelectualidad es asombrosa, podemos leer muchas veces en sus libros, citas y nombres de nuestra historia cultural, que demuestran su ávida lectura. Para destacar algunas de sus obras, podríamos nombrar las novelas: "El viaje vertical" del 1999, "El mal de Montano" del 2002, y "París no se acaba nunca" del 2003.

"París no se acaba nunca" habla de un joven que quiere ser escritor y decide ir a vivir a París durante un tiempo, para inspirarse y rodearse de personas que puedan motivar su talento como escritor. El libro está escrito en primera persona, es decir, que quien cuenta la historia es nuestro joven protagonista, que bien podría ser el mismo Enrique Vila-Matas, si es que alguna vez vivió en París, que seguramente es muy probable. La intención de Enrique, es hacer creer al lector que la historia ha pasado de veras, nos crea un efecto de verisimilitud directa y real. La novela está cargada de ironía, ingeniosidad, humor y de una infinidad de referencias culturales, artistas y autores en los que piensa el protagonista en relación a su trabajo de escribir la novela. Ésta en cuestión, la llama "La asesina ilustrada", que escribió de verdad y que se puede encontrar editada en las librerías.

La idea de querer escribir una novela, buscar maneras de cómo hacerlo, y todo ello, ser la trama principal de una novela, nos crea una escritura metalingüística, que sirve de ayuda a todo aquel quien quiera atreverse a hacerlo, la aventura de escribir una novela. Indirectamente nos cuenta formas para lograrlo y nos va dando información del lenguaje literario. El fragmento que os pongo a continuación, viene precedido del momento en que el protagonista se encuentra un día en la entrada de la buhardilla donde vive, a su arrendadora, nada menos que Marguerite Duras, y le explica sus actuales propósitos: escribir un libro que produzca la muerte a todos los que lo lean. Evidentemente, Marguerite se queda estupefacta y él cree que lo toma por un principiante y además, cree que se ha molestado en demasía, y sigue así:

"Pero no, Marguerite simplemente detectó en mí una descomunal confusión mental y quiso salir en mi ayuda. Encendió pausadamente un cigarrillo, me miró medio compasivamente y acabó diciéndome que, si quería asesinar a quien leyera el libro, debía hacerlo a base de un "efecto textual". Dijo esto y continuó bajando la escalera dejándome más preocupado que antes. ¿Había yo entendido bien o su francés "superior" me había hecho entender mal? ¿Qué era aquello del "efecto textual"? Tal vez se había referido a un "efecto literario" que debía encargarme yo mismo de construir dentro del texto para causarle al lector la impresión de que las mismas letras del libro le habían matado."

Como podéis ver, que gran manera de hablar de literatura y de técnica literaria en una obra literaria, sin descuidar por ello, el tono del libro, mucho humor, y la ingenuidad falseada del protagonista, una maravilla para gozar de la lectura y aprender consejos literarios.

Sandra Sàrrias, 2017

Fragmento de la edición de Anagrama del 2003

comparte

Artículos destacados

El efecto de las palabras desde Mario Ben ...

Mario Benedetti (1920-2009), fue uno de los escritores más importantes de Latinoamérica, actualmente muy valorado en todo el mundo. Poeta, d ...

"Muerte en Venecia" de Thomas Mann

Thomas Mann (1875-1955), fue un escritor alemán, actualmente, uno de los escritores contemporáneos más universales, nacionalizado en Estados ...