Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

"Muerte en Venecia" de Thomas Mann

Thomas Mann (1875-1955), fue un escritor alemán, actualmente, uno de los escritores contemporáneos más universales, nacionalizado en Estados Unidos por motivos políticos y humanos, es recordado sobretodo por el análisis que hizo de la alma europea de principios del siglo XX, con ideas de la Bíblia, Goethe, Shopenhauer y Nietzsche. En 1929 recibió el Premio Nobel de Literatura principalmente por su obra " Los Buddenbrook". Otras obras destacadas de él son: "La montaña mágica" de 1924, "Muerte en Venecia" de 1912, y "Doctor Faustus" de 1947.

"Muerte en Venecia" trata la historia homosexual del protagonista, el escritor Gustav von Aschenbach, un hombre intelectual, austero y solitario, en la primera edad de la vejez, que viaja a una isla de Venecia, Lido, huyendo del estrés y buscando reposo. En el hotel donde se aloja descubre a un niño de una familia elegante, de muy buenos modales y de un rostro angelical pero en parte, vivaracho, que está disfrutando de unas vacaciones en la playa. Aschenbach descubre en él, en su físico, su carácter y su talante, su ideal de belleza que tanto tiempo había estado buscando. Su fijación por él llega a ser enfermiza, llegando a cambiar el rumbo de su viaje y ocasionándole problemas morales hasta desmejorar mucho a nivel personal. La obra la podríamos considerar una novela ensayo, ya que la narración está repleta de discursos teóricos de estética que le aportan una gran belleza y riqueza, la pasión por lo bello del protagonista impregna toda la obra.

El fragmento que os pondré a continuación es de una belleza grotesca, ya que de alguna manera previene el ocaso final del protagonista. Si al conocer Aschenbach al niño, lo hace mezclarse con sensaciones y sentimientos no muy sanos podríamos decir, ya que es un amor casi sensual no correspondido por innombrables motivos, llegando a darnos una imagen ridícula y al final bastante decadente; al principio de la obra, Thomas Mann nos advierte con una imagen espantosa, un viejo con dentadura postiza, cabello teñido y repeinado y vestido de colores, viajando junto a un grupo de jóvenes vigorosos, acostumbrados ya a él. Thomas Mann nos lo describe con la más elocuente risibilidad. Veamos:

"Uno de la pandilla, que llevaba un vestido de verano amarillo claro pasado de moda, una corbata roja y un panamá de alas ondulantes, se distinguía en medio de la juerga general por su voz de pito. Pero todo fue mirarle con atención, que Aschenbach se dio cuenta con angustia que aquel joven era falso. era un viejo, no había duda. tenía los ojos y la boca rodeados de arrugas. el carmín mate de las mejillas era afeite; el cabello moreno de debajo del sombrero de paja ceñido con una cinta de color, una peluca, el cuello, flácido; el tieso bigote y la perilla, teñidos, el dentado completo y que enseñaba en risa, un postizo de poco precio, y las manos, con un anillo de camafeo en ambos índices, eran manos de viejo. Aschenbach lo miró con repugnancia y miró luego sus compañeros. ¿Qué pensaban, estos? ........ ¿Como era posible? .......... Pero en ese instante se apoderó de él la sensación de estar flotando en el vacío; alzó la mirada con un pánico irracional y vio que el buque pesado y negro del barco se desprendía lentamente del muelle de piedra. Poco a poco, ora avanzando antes retrocediendo, la franja de agua sucia entre el muelle y el barco se iba ensanchando, y tras complicadas maniobras el vapor puso proa mar adentro. Aschenbach se fue a estribor, donde un marinero jorobado le extendió una silla plegable y un camarero vestido con uno frac lleno de manchas vino a ofrecerle sus servicios. "

Como vemos en este fragmento, hay una introducción del viejo grotesco y luego la suciedad y lo exagerado surge por todos lados, el jorobado, el agua sucia, las manchas del camarero, claramente podemos hacer la lectura que lo que está haciendo este hombre anciano es inapropiado y feo, lo que podría llegar a suceder en la mente de nuestro protagonista Aschenbach, vemos claramente una analogía literaria.

Sandra Sàrrias, octubre del 2017.

-Fragmento traducido del original.

comparte

Artículos destacados

El efecto de las palabras desde Mario Ben ...

Mario Benedetti (1920-2009), fue uno de los escritores más importantes de Latinoamérica, actualmente muy valorado en todo el mundo. Poeta, d ...

La Racionalidad de René Descartes

René Descartes (1596-1650), fue un magnánimo pensador y filósofo francés, revolucionario en la metodología del pensamiento y de la ciencia, ...