Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Cerrar

"Al otro lado del río y entre los árboles", de Ernest Hemingway

"Al otro lado del río y entre los árboles", novela de Ernest Hemingway que como algunos dicen, parece ser que el protagonista Richard Cantwel es el álter ego del autor. No me interesa tanto lo dicho sino el personaje que se trabaja, el libro es el compendio contextualizado de la construcción de un personaje tratado de forma realista con el contrapunto idílico, como bien adjetiva Gonzalo Suárez al personaje secundario, Renata, un amor de diecinueve años, aristócrata, de inteligencia prematura, de maneras sencillas, caprichosa y generosa.

Realista, porque el contexto influye en la evolución del coronel Richard, el protagonista. Un hombre de avanzada edad, retirado, que vuelve a su ciudad natal, sin especificar el objetivo, pero que parece ser un paréntesis para la puesta en orden de su alma antes de morir. El coronel, curtido de muchos años de guerra, (Hamingway combatió en la 1a y 2a Guerra Mundial, y parece ser que el coronel también), habiendo matado a muchos enemigos con el valor que reivindica, pero que a la vez se compadece y se retrae llevando el sentimiento a la voluntad de transformarse en hombre bondadoso. Durante todo el libro recurre a la frase del quiero ser bueno, y con Renata resuelve su purgación.

A partir de entonces, se muestra generoso con el gondolero ajeno y su familia, el barquero, sus amigos, entre otros. Con Renata se desvela su pasado bélico y su repercusión tormentosa que ahoga en las copas de Valpolicella. Un personaje culto, sensible a la pintura y a los buenos libros con criterio propio, con las secuelas de la guerra, la rudeza y la insubyugación, de una gran firmeza como se denota en esta célebre frase que cita: "vale mas morir de pie que vivir de rodillas". Personaje con constantes monólogos interiores que maduran al largo del texto, como la preparación hacia la muerte que bien saben él y ella que va a ocurrir.

Una historia que empieza con Richard cazando patos y que termina derrotado por la parca de la muerte después de un día de caza. Simbólicamente me parece que la guerra lo haya arrebatado, pero ha conseguido librar una porción de bondad que la guerra censura y que el amor potencia.

Sandra Sàrrias

2012

comparte

Artículos destacados

"Nada", de Carmen Laforet

Siempre que terminaba de leer unas páginas de "Nada", sentía una emoción fuerte y punzante que se mezclaba a veces con sensaciones de espant ...

"Weekend a Nova York", de Josep Pla (II)

Ens parla també del Museu Metropolità, museu que ha comprat totes les peces, és a dir, que no n’ha robat cap. Queda impressionat per la gran ...